Anécdota de la fidelidad

Yo estaba muy feliz.
Mi novia y yo decidimos casarnos.
Mis padres nos ayudaron en toda forma posible, mis amigos me apoyaban.
Y mi novia era un sueño.

infiel

Solo habia una cosa que me molestaba mucho: su mejor amiga.
Su amiga era inteligente, sexy… Y a veces flirteaba conmigo, lo que me consternaba.

azafata

Un día, la amiga de mi novia me llamó por teléfono y me pidió que fuera a su casa a ayudarle con la lista de los invitados a la boda, así que fui para allá y cuando llegue ella estaba sóla. Me susurró que ya que me iba a casar con su mejor amiga, y teniendo en cuenta que ella tenia ciertos sentimientos y deseos hacia mi persona podríamos hacer el amor, sólo una vez, antes de que yo me comprometiera para siempre.

¿Que podía decir?

Estaba totalmente sorprendido, y simplemente no pude decir palabra.
Así que me dijo:
“Iré a mi dormitorio, y si tu lo deseas, entra y me tendrás.”

Admire su maravilloso trasero mecerse al subir las escaleras.
Me levante del sillón y estuve así, de pie, por un momento.
Me di vuelta y fui a la puerta principal, la abrí y salí a la calle con dirección a mi coche.
¡Mi novia estaba allí fuera!

Con lagrimas en sus ojos, me abrazo y me dijo: “Estoy muy feliz y orgullosa de ti. Has pasado mi pequeña prueba. No podía tener a un mejor hombre como esposo!”

Moraleja:
Siempre deja tus condones en el coche.

Más tatuajes

Hace unos días recopilé unas cuantas fotos de tatuajes que había visto por Google Images, pero nada como lo que he visto este finde en el perro flaco. La verdad es que en este caso ya no es falta de vergüenza únicamente lo que se necesita… Es una buena dosis de valor (me da que al que le han partido la cabeza es por los tattoos).

Tatuajes nazi

tatuaje con un par