Caminar 400 metros o morir

Un estudio científico revela que la capacidad que una persona tenga para completar un paseo de 400 metros, y el tiempo que tarde en ello, es un estupendo vaticinador de la calidad de vida para los seis años siguientes.

Si puedes caminar 400 metros, en teoría te quedan al menos seis años más de vida, según anunciaron hoy unos científicos.

Y cuanto más rápido lo hagas, más años podrías vivir.
A pesar de que caminar no es garantía de salud o longevidad un nuevo estudio ha descubierto que la habilidad de las personas mayores para caminar 400 metros es un “determinante importante” para saber si seguirán vivos seis años después y para conocer el nivel de enfermedad y discapacidad a la que se enfrentarán.

“La capacidad para completar este paseo es un poderoso vaticinador del nivel de salud”, comentó la líder de estudio Anne Newman, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburg. “De hecho, encontramos que la gente que no podía completar este paseo poseían un alto riesgo posterior de sufrir discapacidades y fallecimiento”.

Newman y sus colegas reclutaron a cerca de 2 700 hombres y mujeres blancos y afroamericanos para competir en carreras en las que no se permitía correr. Se buscó y determinó que todos los participantes gozaran relativamente de buena salud, y todos habían afirmado con anterioridad haber caminado esa distancia sin problemas.

Sin embargo, solo el 86% de los participantes completaron la caminata.

Los científicos inspeccionaron después la salud y mortandad de todos los participantes durante los siguientes seis años.

“Resultó que había una gran diferencia en el nivel de salud de aquellos que pudieron completar el paseo y aquellos que no lo consiguieron, estando estos últimos sometidos a un nivel alto de riesgo de sufrir incapacidades o muerte”, comentó Newman. “Lo que realmente nos sorprendió es que estas personas no eran conscientes de lo limitadas que en verdad estaban”.

Se descubrió que los tiempos finales también eran cruciales. Aquellos que completaron el paseo, pero que se incluían en el grupo del 25% más lento, se enfrentaron a un nivel de riesgo de fallecimiento tres veces mayor que los caminantes más veloces.

El estudio se publica hoy con detalle en la revista Journal of the American Medical Association

Fuente noticia: Live Science . Traducido por Miguel Artemi para astroseti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *