De tapas

Dicen que fue el sabio Rey Alfonso X el que, a causa de una enfermedad que le obligaba a tomar pequeños bocados entre horas, con pequeños sorbos de vino, instauró en España la costumbre de tomar el aperitivo. Y es que, una vez repuesto, dispuso que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no era acompañado de algo de comida.

Nacieron así las “tapas”, cuyo nombre se remonta a esta época, y se origina por el vaso o jarra de vino que se servía “tapado” con una loncha de jamón, fiambre o queso, y que cumplía una doble finalidad: evitar que cayeran impurezas o insectos en el vino y facilitar al cliente “empapar” el alcohol con un alimento sólido.

En nuestros días, la tapa y el aperitivo siguen siendo una tradición muy arraigada que se ha convertido en todo un arte, y que incluso el resto de países están comenzando a imitar.

MAS INFO: A tapear
FUENTE: risi

5 opiniones en “De tapas”

  1. Pingback: meneame.net
  2. No conocía la historia y me ha encantado.

    Siempre que voy a un bar nuevo intento que sea uno recomendado por alguien, sólo para tapas. No me importa pagar más por la bebida, pero siempre quiero mi tapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *