Defensa Personal

La policía no puede en España por culpa de unas leyes demasiado permisivas dar su merecido a los atracadores, violentos o violadores que pululan por algunas grandes ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona; pero en los últimos tiempos y gracias a Internet y algunas de sus tiendas online, es posible por fin adquirir en España unos simpáticos aparatos, algunos del tamaño de un paquete de tabaco, con el que mantener a raya a inmigrantes violentos, sucios pandilleros sudamericanos (no latinos, que latino es Séneca o Platón, no Pancho Villa), salidos sexuales, atracadores y de más parasitos humanos de mala sangre que bien se merecen un buen escarmiento que les reconduzca al buen camino.

Se trata de unas de esas porras que seguro habeis visto utilizar en algunas películas policiacas y que con un simple toquecillo conseguirían inmobilizar hasta a un elefante, con descargas de hasta 600.000 voltios. Cuando alguien os moleste podeis darle una sorpresa eléctrica sin ningún miedo a represalias, ya que dejan al sujeto totalmente inmobilizado. Además y por aquello de la seguridad máxima algunos modelos tienen incluso una pequeña cadena que al soltarse del cinturon desactivan el aparato… Por aquello de si os lo quitan por la espalda o algo.

En países más avanzados como Andorra venden estos simpáticos aparatos correctivos casi en cualquier parte, pero en España, aunque está bastante más atestada de pandilleros o ladronas con bebe que esos países, no es tan fácil, así que aquí que os será más díficil encontrarlos, pero podeis comprarlo (supongo) en: http://www.app-seguridad.com/ , en la sección de defensa personal “electroschocks”. ¡Incluso los hay con Spray de pimienta incorporado para que se queden bien calentitos y se les quiten las ganas de molestar a nadie! No he probado la tienda ni tengo nada que ver con ellos, simplemente he visto que tienen un montón de modelos verdaderamente golosos para poder andar por la zona de Azca tranquilo, así que ya sabeis chicos: ¡dad su merecido al detestable! y chicas ¡protegeos de los guarros! . Yo no frecuento lugares públicos y no tengo necesidad real de un chisme de estos, pero si alguien ha probado una de estas joyas que nos cuente que tal van en los comentarios porque me parecen un invento realmente bueno! De momento voy a ver si encuentro por ahí algún video de uno de estos aparatitos. ¡Contra el malechor, un buen shock!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *