La tienda de los horrores

Un comercio del Clot abandonó durante semanas a decenas de mascotas que acabaron muriendo de inanición.

Los vecinos del inmueble 613 de la calle Valencia, asistieron impotentes durante más de 15 días a la agonía y muerte de la mayoría de animales que se encontraban en el interior del comercio Quatre Potes.


Los Mossos d’Esquadra sólo pudieron rescatar con vida una gata, una tortuga y un conejo, el resto murieron de inanición. Sobre los propietarios pesa una orden de busqueda y captura.

«Era sospechoso que la tienda llevara semanas sin abrir», relata a 20 minutos Josefa, una vecina, lo que justifica la llamada de los residentes a la Fundación Altarriba. Esta protectora, tras observar los estertores de los animales encerrados, presentó denuncia ante los Mossos.

Sólo se salvaron tres

Cumplidos los trámites legales, la policía autonómica pudo acceder al interior del establecimiento, donde hallaron a decenas de animales muertos.

«Sólo se salvaron los que pudieron salir de la jaula y alimentarse de las bolsas de pienso»: un conejo, una gata y una tortuga de Florida.

El resto de los enjaulados: gatos, conejos, erizos, serpientes y los peces de los acuarios, aparecieron muertos.

Días antes del registro policial, según fuentes de la investigación, «alguien de la tienda entró a retirar algunos cadáveres», que se podían ver desde la calle.

Dos meses antes ya se presentó una denuncia por maltrato a animales.

Una vecina rescató a una perra chihuahua enferma, que mantenían encerrada en un armario y que días después falleció.

Ordenanza restrictiva

La ordenanza sobre protección, tenencia y venta de animales en Barcelona es muy clara en lo que respecta a los comercios. (descargar, en pdf)

La normativa prohíbe que la tienda siga exhibiendo a los animales, visibles desde el exterior, una vez cerrada y obliga a los locales a «disponer de sistemas de aireación natural o artificial, iluminación suficiente (festivos incluidos) y medidas de insonorización y control ambiental de plagas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *