Desfile triunfal

Ocho años tardó César en conquistar toda la Galia.

Ante el asombro del Senado y del Pueblo de Roma Cayo Julio Cesar se había proclamado vencedor ante más de 3 millones de helvecios, galos, germanos y británicos; expandiendo su romanización más allá del Rhin y del Canal de Suez.

1 millón de personas murieron, otro millón fueron sometidas, casi 1000 ciudades fueron romanizadas y 300 naciones quedaron sometidas. Por un ejercito, el de Cesar, que jamás superó los 50.000 hombres.

Hoy, más de 2100 años después y mientras veía y sentía como atravesaba el Paseo de la Castellana el autobus rojo de la selección española, he comprendido lo que debían sentir aquellos generales romanos en sus desfiles triunfales tras aquellas victorias y me he emborrachado del poder de las masas.

Nenaza italiana:

Cesar-1

Nenaza alemana:

Alemania

CAMPEOOOOONESSSS

Espania

Ya sé que sólo es futbol, ya sé que hasta hace unos días no comprendía este deporte; pero eso era antes. ¡Qué demonios! Aprovechemos las alegrías. Sean del tipo que sean. Que cada vez hay menos.

¡¡¡¡OOOOEEEEEE OEEEEEE OEEEEEEE!!!

Una respuesta a “Desfile triunfal”

  1. El otro día decía un sociólogo en un periódico de tirada nacional, que hemos cambiado la guerra, las tropas, y las luchas entre países por el fútbol… y es así como ahora se lucha, se demuestra que país es más fuerte, y quién domina a quién…

    Visto lo visto, creo que no le falta razón…

    VIVA ESPAÑA! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *