La hora del planeta

Bueno, pues esta noche nos roban una hora, comienza el infernal horario de verano y nos tocará madrugar una hora más. No lo soporto y desde esta noche esperaré con ansiedad recuperar el horario de invierno y poder despertarme con algo de luz y acostarme a una hora algo más prudencial (no, no me acostumbro y estoy fastidiado 6 meses).
La verdad es que podrían dejarse de cambios y subir o bajar 30 minutos para dejarnos tranquilos y contentos a todos. Las medidas de cambio de horario ya no tienen ninguna repercusión sobre el consumo eléctrico, que fue para lo que fueron creadas, pero sí suponen un grave trastorno para las empresas por ejemplo y sistemas automatizados.

Quizás por coincidir con este cambio de horario ahora mismo está sucediendo La hora del Planeta, una estupenda medida para concienciar sobre el consumo energético, el cambio climático y cosas así; cosa que a mí no es que me parezca mal pero que hasta que no dejen de usar cada vez más la contaminante filosofía del usar y tirar, matar animales, destruir alimentos mientras mucha gente se muere de hambre o talar bosques la verdad es que no me importa un pito. No pienso apagar las luces porque lo digan pero por curiosidad acabo de subir un momento a mirar por una ventana Velux desde las que se ven algunos edificios públicos de Madrid y casas de otros vecinos para ver si la gente está siguiendo la medida y no noto nada diferente a cualquier otro día la verdad: el palacio Real y varios edificios están encendidos y aunque hay 4 o 5 luces de vecinos que no están encendidas fijo que es porque están por ahí fuera. Creo que no ha tenido demasiado éxito, una cosa es decir que eres muy guay y muy ecologísta y otra tener que quedarte a oscuras 1 hora. Hay que tener en cuenta que el hombre es un virus bastante egoísta.
¿Habeis notado algo distinto cerca de vuestras casas?

2 opiniones en “La hora del planeta”

  1. Yo la verdad es que no he notado nada, pero los gestos vacíos que pretenden concienciar les veo poca utilidad, la verdad. Más útil sería no usar bolsas de plástico cuando haga falta, evitar coger el coche para cosas que puedes hacer andando, vigilar el estado de los aislamientos de tu casa o apagar las luces de cualquier sitio cuando no hagan falta, por ejemplo, antes que apagar las luces un día. Aunque supongo que si no fuese por gestos así, algunos ni se enterarían de que hace falta tener en cuenta al resto del planeta…

    Por cierto, que acabo de ver el nuevo aspecto del blog, al estar oculto leyendo en el Reader ni me había enterado! Te has currado el theme?

  2. Justamente cuando me entere del cambio de hora, me acordé de aquel post que pusiste el año pasado cuando cambiamos de hora por fin al horario de invierno. Me dije, «mira Glucko estará amargado..»

    Y yo sí apagué la luz, creo que fui la única en mi ciudad pero no me importa.

    Por cierto, ¿qué hiciste el otro theme? ¡Con lo mono que era!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *