Las putas visitas sorpresa

Empieza Semana Santa y como me apetecía estar tranquilamente en casa de perreo después de unos días de infarto y algunos disgustos personales no he salido de viaje hoy.

Ingenuo de mí, pretendía únicamente descansar toda la tarde y dedicarme simplemente a la play3+Deap Space, novia, relax y Desayuno con Diamantes, la película…

Pero a las 7 de la tarde han llamado a la puerta, he cometido el gran error de abrir y aún siguen aquí. Estoy tan harto que se acabaron los móviles, se acabo el email, el msn y se acabó abrir la puerta hasta que coja el coche y nadie puede verme el pelo por aquí hasta el martes.

Me encantan las visitas, pero las visitas sorpresa y demasiado largas pasan a convertirse muchas veces en incómodas intrusiones por la fuerza y a traición. Sé que cuando me muera no pensaré en el tiempo que he perdido trabajando o en compromisos o en marrones para los que tengo un aguante envidiable, sino en todo este tiempo de ocio que me había guardado porque era mío y que ahora me están robando. ¡¡¡Vais vais vais!!!

Plataforma: mejor escribir un post sulfurado desde el iphone que perder la compostura delante de unas intrusas.