Llueve en casi toda Expaña

Curioso experimento el de despertarme, levantar ese telón que me encierra en escena todas las mañanas y descubrir que durante tres días seguidos el cristal que hay tras él ha aparecido empapado de lluvia. ¡Llueve en Madrid y en gran parte de España! Y además no es ese chispeo guarro que imaginaría pero no llega tan siquiera a pretender ser una mala tormenta: estos días ha llovido en condiciones, durante tres días seguidos y durante bastantes ratos. Agua de esa que empapa, de esa que sorprende, de esa que jode. Lluvia de las películas, de las novelas, de la que deprime pero que, como por aquí escasea, a mí me gusta.
El primer día me fastidió sobre todo el color gris del que suele ir acompañada nuestra melancólica amiga y llegué unos 45 minutos tarde a la oficina tras librarme por los pelos de una colisión múltiple de 4 o 5 coches que iban delante mío. Cada día veo algún accidente, así que lo único diferente ha sido esa sensación parecida al “te lo dije” que soltamos con orgullo al que por no seguir alguno de nuestros tontos consejos la ha pifiado. Esa mañana me alegró especialmente el no ser uno de esos capullos que van por la autopista comiendo el culo al coche de delante aunque el de delante ya vaya comiendo a su vez el culo al de delante. Que se jodan.
El segundo día también debimos de llegar tarde el 90% de los que en Madrid cogemos el coche/atasco para ir a trabajar. Confieso que a veces me gusta tardar el triple en hacer el mismo recorrido porque redescubrir secciones que por la hora, habitualmente, nunca alcanzo a escuchar en cada uno de los programas de las 5 emisoras que voy escuchando simultaneamente cada mañana (cope-ser-ondacero para conectarme un poco y europafm-los40 para desconectarme otro tanto) tiene su punto. Supongo que llegar un poco más allá en cada programa ayuda a romper un poco esa rutina que nos empapa todos los días aunque no llueva. Es lo que tiene ser en realidad robots esclavos de los horarios. Matar a todos los humanos, matar a todos los humanos, matar a todos los humaaaa… a lo que iba…
Hoy ya es el tercer día de lluvia. Supongo que ahora mismo es ella la causa de que no haya ni una puñetera luz en todo mi entorno desde hace una media hora y de que haya descubierto de pronto que no tengo ninguna de esas cosas que se llaman linternas o velas; y es que ha habido apagón: si no fuera porque estoy con un portatil con la batería repleta de maravillosa energía electrica ahora mismo estaría despotricando contra unión fenosa, endesa y en general contra todos y todo. Supongo que dentro de un rato, cuando vuelva la luz, la lluvia será la noticia del día en TV, y el tema del día en casi todos los ascensores de vecinos de España.

¿Por qué os gusta/disgusta la lluvia?

A mí me gusta, en dosis breves (en Irlanda, país donde me movía en bici más de 30 km diarios, no me hacía puñetera gracia) porque por ejemplo:

– De vez en cuando no está mal ponerse algo melancólicos, no como en ese maldito capítulo de la lluvia de Verano Azul (creo que aún me dura el mal rollo que me metió la cursi de la pintora Julia esa), pero sí un poco nostalgicos.
– Se limpia el aire. Como dicen en solo.infames hasta los colores parecen diferentes después de llover.

– Rompe la rutina.

– Mitiga el calor. ODIO el calor asfixiante.

– Nos hace olvidar que pronto seremos un desierto más.

–  No hay tanta gente por la calle.

– El coche se vuelve más cómodo.

– Caos

– Rayos y Centellas, espectáculo de luz y sonido.

– Me hacen que aprecie los días de sol.

No me gusta:

– La gente no sabe llevar paraguas, te pueden sacar un ojo.

– Moja y además resbala.

– Atascos y accidentes.

– Gris.

– Me hace que aprecie los días de sol.
Ha vuelto la luz. Se acabo esta charla inútil. ¿Os gusta la lluvia?

2 opiniones en “Llueve en casi toda Expaña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *