Obama en blanco

La diversidad es buena y como la naturaleza es sabia hay razas y culturas para todo.

Igual que un Pitbull es diferente a un Golden Retriever, entre los humanos pasa algo similar quizás determinado por la civilización en la que te desenvuelvas. Los chinos no tienen edad pero tienen una capacidad especial para trabajar y para la ingeniería inversa, los judios se lucran produciendo para todos pero consumiendo preferentemente y de manera inteligente sólo lo que su propia comunidad produce, las negras por lo general engordan mucho más rápido que las blancas si les das de comer demasiado (sobre todo las cubanas), las sudamericanas son tremendamente fértiles y raro es verlas sin algún churumbel en los brazos, las rusas son muy guapas, la gente del hemisferio sur parece vivir una dimensión temporal más lenta que las gentes del norte, los japoneses son raros, los franceses son chovinistas, los alemanes son cuadriculados, los italianos tienen buen gusto porque desde pequeños viven entre obras de arte, los irlandeses beben tanto como irlandeses y muchos españoles tienen cierto punto psicópata en un país dónde practicamente no existe fiesta sin matanza de animales incluída. Podríamos ir así estableciendo grupos de gente incluso por barrios (basta fijarse en detalles como el tamaño de los alerones de los coches o ver algún programa de callejeros) para darnos cuenta de que los prejuicios y estereotipos son exagerados pero no siempre falsos del todo, aunque por supuesto en casos particulares suelen estar equivocados. Yo también conozco a un marroquí que no es un traicionero y a un rumano que no es muy trabajador.

Uno de estos estereotipos equivocados era que el presidente de EEUU siempre iba a ser blanco, pero ahí tenemos a Obama como ejemplo viviente de que las cosas están cambiando. Casi cuesta imaginar que sea el primer presidente negro de la historia hasta hoy y visto este fotomontaje de funnypotato incluso resulta raro verle como un diligente caucásico típico:

Barack-Obama-White

Barack-Obama-Picture

Una respuesta a “Obama en blanco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *