Pudorosa

Más de un salido habrá por aquí que al ver un maniquí desnudo haya desviado la vista alguna vez hacia sus inexistentes pezones de plastico, como esos que la barbie tampoco tenía, porque de hecho estoy seguro – aunque paso de ponerme a buscar- de que habrá incluso alguna web porno suelta por Internet dedicada a estos reyes de los escaparates. El caso es que he encontrado por ahí esta foto y, descartada la posibilidad de que la dependienta/escaparatista que sale en ella sea una guarra o alguna nueva especie de loca fetichista de los maniquies, me parece que le está tapando “ahí” con una extraña mezcla de pudor y miedo…. ¿De verdad está la gente que anda por los centros comerciales tan enferma? Si tapa eso porque la experiencia en sus labores comerciales le ha enseñado “algo” a lo largo del tiempo es para echarse a temblar joder, y definitivamente: o yo pienso muy mal o hay mucho sucio suelto… Allá va y que cada uno piense lo que quiera, una foto de lo cotidiano en el centro comercial:

pudorosa

Una respuesta a “Pudorosa”

  1. Yo creo que la dependienta/escaparatista está alzando el maniquí para que su compañera lo vista y no ha encontrado mejor manera de alzarla que sujetándola de ahí. Coincidencia, mala suerte o, por lo que me inclino yo, que TIENES LA MIRADA SUCIA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *