TV de viernes ¡Perrea perrea!

Tengo una lista tan larga en el Hotplan que empieza ya a ralentizarme el ordenador; tanto que hacer de trabajo (que es mi hobby), tantos libros que leer, películas, videojuegos, papeles en blanco y sobre todo tantos planes con los que poder pasar un buen rato con los amigos que esta noche sencillamente he decidido tomarme un break y no hacer nada, que ya era hora. Ni trabajar, ni aprender ni salir: NADA.

Pero no puedo

Si es que ODIO NO HACER NADA. Yo creo que eso debería ser sólo para enfermos, muertos o canis.

Aún así lo he intentado y he puesto la TV para pasar un buen rato (para eso es la tele, no nos engañemos). No veo más de 1 o 2 horas de TV a la semana, pero me gustan muchas series como Eart, ITCrown, Entre fantasmas, SouthPark, Futurama, etc y otras españolas como Aquí no hay quien viva, La que se avecina, Los antiguos Hombres de Paco, Amor sobrenatural etc (creo que los guionistas españoles son geniales, pese a que los directivos les machacan intentando abarcar demasiada audiencia); pero no había nada de eso. De todas formas no hacen falta ni series ni salir para pasarselo bien un viernes y he estado viendo un montón de cosillas interesantes.

Primero he estado viendo un programa de pobres de pedir y chabolas y cosas así que se llamaba “Mi Cámara y yo”. Salían unas pocas personas muy pobres que buscaban una “base” desde la que construir una nueva vida o atrapados por las drogas o la mala suerte, ¡qué pena!; y al rato un montón de gentuza y gitanos llenos de oro pidiendo pisos gratis, robando y quejándose con un montón de niños-rata entre los brazos llenos de mierda, ¡qué asco!

Después ha salido un programa para enseñar a ahorrar e ir preparando a la población para la crisis tan tremenda en la que os habeis metido. Básicamente consistía en una tía que no quería trabajar más de 3 horas al día pero quería vivir como una marquesa a costa del calzonazos del marido y en una serie de consejos básicos como “no puedes pagar 500.000 Euros por un local para montar un negocio si debes 100.000 euros en créditos que no puedes pagar” o “no gastes mucho más de lo que puedes pagar”. Lo que pasa que ésto que suena básico es lo que hace casi todo el mundo en España en realidad: vivir por encima de sus posibilidades, tener 2 coches, 3 teles de plasma, 2 churumbeles e irse al caribe ganando 1000€ al mes… Y así pasa.

Me he cansado y he cambiado a Callejeros, un buen programa aunque la presentadora se cree que vive en bambi. Programa doble: primera sesión acerca de subnormales que se ponen balones de goma en vez de pechos, de un pobre imbécil que con 25 años llevaba más de 10 operaciones pero seguía siendo feo y tonto, las típicas muertas por operaciones de cirujía estética y un buen pack de transexuales para los que una operación significaba mucho más que un poco de silicona. Realmente son personas que simplemente tienen el sexo cambiado, no entiendo por qué ser gay es “guay” y ser transexual está tan mal visto, la verdad.

Por último, pero también en callejeros, han estado hablando de las FARC en Colombia basandose en el secuestro de Ingrid Betancourd. A ver si Shakira, Juanes y USA hacen un día un fondo común de dinero y arrasan la selva por fin. Si no fuera porque también habrá animales de cuatro patas y mosquitos por la selva, que me dan pena, no estaría de mal tirar una bomba atómica sobre el territorio controlado por las FARC y mandarlos a todos al lugar del que nunca deberían haber salido.

En fin, ahora está Tómbola o Ces´t la vie o algo así con María Patiño y una con la boca deforme por ahí; pero como las putillas de Paquirrin me agotan me voy a leer un poco. Hoy toca poesía: “Cuando mueran las hormigas”, de Anna Blasco, un pequeño gran libro ya descatalogado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *